No son muchos las referencias de medios españoles que dan cobertura a la problemática que aquí nos ocupa. En este artículo de El País, publicado el 8 de julio de 2011, se hace referencia a un estudio de la Agencia de Medio Ambiente y la Gestión de la Energía francesa, operador del estado galo para apoyar la transición del medio ambiente y energía, que calculó el impacto contaminante que pueden tener tres de las actividades más habituales que realizamos con nuestros ordenadores: enviar y recibir correos electrónicos, realizar búsquedas en internet y la transmisión de documentos por USB.

 

Compartir: