En el post anterior nos hacíamos eco de las dramáticas condiciones de producción con que se fabrican muchos de nuestros aparatos tecnológicos. En esta nueva entrada, queremos hacer visible una importante iniciativa para paliar este drama: la compra responsable de aparatos electrónicos por parte de instituciones públicas. Esta es la labor promovida por Electronics Watch, «una organización de supervisión independiente que ayuda a los compradores del sector público a cumplir con su responsabilidad de proteger los derechos laborales de los trabajadores y las trabajadoras en sus cadenas globales de suministro de productos electrónicos». En otras palabras, Electronics Watch organiza a compradores del sector público para a través de su compra colectiva poder presionar a las empresas tecnológicas para garantizar que los productos que les suministren cumplan con unas condiciones dignas de producción para sus trabajadores. Esto, por ejemplo, se ha logrado entre diversas universidades del Reino Unido y Apple.

trabajadoras

Y es que Electronics Watch es consciente del importante papel que las instituciones públicas pueden ejercer por ser un agente destacado en el mercado de la industria electrónica, una industria que según cifras de la organización estaría empleando a 18 millones de personas en todo el mundo (y sirva de ejemplo que Foxconn, un fabricante por contrato de electrónica, es en 2016 la segunda empresa del mundo en número de personas trabajadoras).

Además de organizar a las instituciones públicas, una vez firmados los contratos con las empresas, Electronics Watch supervisa el cumplimiento implicando para ello a los propios trabajadores, además de trabajar con todas las partes para compensar aquellos incumplimientos que puedan detectarse.

Entre los afiliados a Electronics Watch se cuentan universidades y también ayuntamientos. En el caso español, tres instituciones catalanas: el Ayuntamiento de Barcelona, el de Sant Boi de Llobregat y la Universidad de Barcelona. Si eres un comprador público, la afiliación está abierta.

(Electronics Watch nació inicialmente de un proyecto europeo promovido por diversas organizaciones lideradas por la ONG española Setem Catalunya).

Compartir: